Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir a la barra de búsqueda Ir al pie de página

Cambio de imagen para Bellhop

Nueva edición en Negro Mate

El color negro lo tiene todo. Es irreverente. Es silencioso y atronador. Destaca, pero también pasa desapercibido. ¿Y si pintamos de Negro Mate la Bellhop de Edward Barber y Jay Osgerby? Flos renueva esta refinada lámpara LED portátil con el mejor de los colores y acabados. Deja que la creatividad y la naturaleza entren en tu hogar con esta pieza contemporánea en negro mate.

Photography Ambra Crociani

Los colores dicen más que las palabras. Es lo primero que percibes en un objeto, y prefigura inmediatamente la atmósfera de un espacio. Ningún otro color tiene el impacto del negro; el mismísimo Renoir diría: «Me he pasado 40 años descubriendo que el rey de todos los colores era el negro». Es innegable que este color tiene una esencia elegante y mágica.

Como uno de los primeros colores empleados en el arte, el negro ha sido compañero constante de la creatividad. Solo en el último siglo, ha conquistado la moda, la música, el cine y el diseño: el little black dress, el cine noir desde sus orígenes hasta los clásicos contemporáneos y las innumerables referencias en música de todo género; una presencia inmutable en todas las formas de expresión artística.

El negro ejerce su impacto igualmente en el diseño y la arquitectura; provoca reverencia y suele entablar una estrecha relación con el entorno. Véase la madera carbonizada que emplean los escandinavos para generar contraste con sus paisajes nevados, las construcciones de piedra volcánica que remiten a los materiales locales y las impetuosas composiciones orgánicas que emergen de la unión del negro con la madera, la piedra y otros materiales naturales.